Wednesday, March 17, 2010

El huevo de Pascua


Cada quinientos años, aquella ave prodigiosa ponía un solo huevo y lo incubaba durante tres días. Entonces y sólo entonces, Fénix se autoinmolaba en una pira de hierbas aromáticas, confiando en que el nuevo pollo fuera otro, hastiado como estaba de inmortalidad.
Sin embargo, son muchos los que se afanan cada año, en encontrar ese huevo, mientras celebran la Pascua de Resurrección, en la creencia de que la inmortalidad se digiere.

No comments: